La Industria de producción de 3D prevé un cambio y repunte para este 2021. Esto en gran parte se debe a la crisis derivada de la Covid19, que nos lleva a pensar de una forma diferente en cuanto a las tendencias 3D para el 2021, para impulsar la innovación y la creatividad.

Por ello, existen tres claves esenciales para este cambio que está a punto de iniciarse.

 

Replanteamiento de la fabricación

La digitalización, la crisis climática y la actual crisis de la Covid19 nos está impulsando a un replanteamiento del cómo se produce y operan en las industrias.

Un claro ejemplo es Airbus, que está acelerando los procesos de producción de nuevos aviones propulsados por hidrógeno para reducir el impacto de CO2 en la atmósfera. Por ello, la tecnología que ofrecen las impresoras 3D se basa en un pensamiento diferente que no requiere de limitarse a los procesos antiguos de producción, sino que permite expandir la mente a solucionar los problemas con soluciones efectivas.

En conclusión, se debe replantear de nuevo como son los procesos de fabricación y producción, dando rienda suelta a nuevas perspectivas y posibilidades. Hay que abrirse a la imaginación.

 

Personalización de los procesos

La impresión 3D permite reducir los costes que existían anteriormente para personalizar los productos o procesos. La realidad actual de estandarizar los procesos de producción para agilizar la operativa de venta, es una concepción con una visión limitada de la realidad.

En la actualidad, la personalización y localización van de la mano. Por ello, si a los operadores locales se les permite mayor libertad en la creación de los productos, permitiría aumentar las posibilidades que ofrece la producción 3D.

Por tanto, en cuanto mayor crezca la capacidad de personalización, optimizará y destacará la capacidad que tienen las impresoras 3D en el nuevo marco de la sociedad.

 

Aumentar la velocidad

El mundo está en constante cambio. Derivado de la crisis de la Covid19, hemos visto como la escasez de productos o la ineficacia de la producción en masa centralizada marcaban limitaciones a las diferentes regiones.

Las tecnologías actuales permiten revisar los entornos de producción, acortar los plazos de entrega y reducir los costes de fabricación. Las empresas que iniciaron la incorporación de las tecnologías 3D, se han visto bien posicionadas en los mercados actuales. Esta posición se ha visto reforzada por la seguridad y efectividad que brindan las nuevas tecnologías digitales.

Las tendencias 3D para el 2021 pasan por aumentar la velocidad del cambio de mentalidad de las empresas, asegurando un futuro innovador y personalizado a las necesidades individuales.

Carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0